Semillas de maravillas y el deporte, el complemento perfecto

Estas semillas desconocidas para algunos y amadas por muchos, otros provienen de la flor de maravilla, que además de adornar campos y ciudades, contienen estas pequeñas semillas que pueden llegar a ser el complemento perfecto para nuestra alimentación diaria. Una “maravilla”, como dice su nombre, en términos de aporte nutricional y vitaminas. 

Las semillas se encuentran en el centro de la flor y tienen una cubierta generalmente oscura con rayas blancas a lo largo, también se les llaman pipas, maravillas o PIPONAS como son conocidas en Sembrasol.

Si investigamos más a fondo la magia de la flor de maravilla, podemos descubrir que  su desarrollo tiene datos que impresionan. Cada día los girasoles se despiertan y se mueven hacia el Sol, siguiéndolo en su ruta como agujas de un reloj y en la noche vuelven a hacerlo en sentido contrario para esperar su salida en la mañana del día siguiente. Absorbiendo su luz y energía al máximo para su crecimiento.
Esto nos reafirma que sus semillas son alimentos inteligentes, que buscan al igual que nosotros la energía para su desarrollo diario.

Piponas y deporte ¿el complemento perfecto?

Al igual que las Maravillas los deportistas, o los que tratamos de llevar una vida menos sedentaria, tenemos como objetivo absorber energía, llenar nuestro cuerpo de buenas vibras,  y alimentarnos equilibradamente. Así facilitamos que nuestro día a día sea positivo. Las piponas son perfectas para esto, ya que sus propiedades aportan innumerables beneficios que nos ayudan en esta tarea.
Son un potente antioxidante, mantienen sanas las células y  ayudan a prevenir accidentes cardiovasculares gracias a que  impiden que el colesterol se adhiera a las paredes de los vasos sanguíneos, disminuyendo el colesterol malo.

Al ser un alimento rico en serotonina, que es una sustancia asociada a mejorar los síntomas de depresión y el equilibrio de nuestro ánimo, aporta a mantener una actitud más positiva, de igual forma ayuda a conciliar el sueño y el estrés diario, punto importante para mantener bien las horas de sueño requeridas por el cuerpo para funcionar equilibradamente.

Las piponas son consideradas un complemento perfecto para los que aman la vida al aire libre y deportes, ya que incrementa el rendimiento a la hora de hacer deporte, evita tener lesiones por el potasio y la gran cantidad de calcio que proporciona (la misma cantidad que el de la leche). Tiene selenio, que frena el estrés oxidativo, esto quiere decir que contribuye al mantenimiento de las articulaciones.

Gracias a su alto contenido de vitamina E, mantiene la humedad en nuestro cuerpo  y la hidratación adecuada para la piel, cuidándonos  así de los rayos solares, cualidad fundamental para los deportistas al aire libre.

Comer Piponas todos los días nos permite mantener una dieta equilibrada, recargarnos de energía y previniendo  enfermedades.  La recomendación diaria para su consumo es de alrededor de unos 30 gramos. Es un producto versátil que puedes encontrar en distintos formatos, naturales, tostadas, con sal. Y lo mejor es que son fáciles de transportar, así que puedes llevarlas a todos lados para hacer deporte o para tu rutina diaria.
Y para los que a veces nos frenamos para hacer deporte porque inventamos excusas como, hace mucho calor, hace frío, está lloviendo, etc, sirve como motivación porque habrán ricas piponas esperándonos al final del ejercicio para recuperar energía.

¡Así que ya no hay peros que valgan, a hacer deporte y comer Piponas Sembrasol!