Hábitos que te ayudarán a llevar una vida más saludable.

Para llevar una vida saludable es fundamental hacer ejercicio y comer equilibradamente, pero existen otros factores sumamente importantes para que nuestro día a día sea sano y esté lleno de energía. Te dejamos algunos tips para lograrlo:

1. Practicar ejercicios todos los días:

Tenemos en nuestra mente que hacer ejercicio es ir al gimnasio, correr o hacer algún deporte de alto rendimiento (que sería el ideal), pero lamentablemente muchas veces con el ritmo de vida ajetreado nos resulta muy difícil.  A pesar de eso, hay pequeños cambios en nuestra rutina diaria los que nos ayudan en esto. Puedes salir a caminar todos los días al menos 30 minutos, hacer una pausa en la oficina para elongar, hasta hacer ejercicios mientras ves televisión.

2. Menos pantallas, más paisajes:

Adiós a la vida sedentaria, salir más a pasear, compartir con la familia, pasear al perro, lo que sea que ayude a desconectar tu mente del celular, la televisión y el computador ayuda a llevar una vida más saludable.

3. Dedícale tiempo a tus hobbies:

¿Te gusta pintar, hacer manualidades, bailar, leer? Tomate un respiro, y dedícale  un pequeño tiempo de tu día a lo que más te gusta hacer. Te relajaras y reducirás tus niveles de estrés.

4.Descansa mejor para sentirte mejor

No deberías dormir menos de 7 horas. Lo ideal es irse a dormir siempre a la misma hora para recuperarse totalmente del cansancio diario. Deja de lado el celular antes de dormir para descansar bien, sin duda notarás la diferencia.

5. Más planificación, menos estrés

Muchas veces nos estresamos innecesariamente porque no organizamos bien nuestro tiempo, así que a planificar se ha dicho! No es necesario planificar tu vida entera, pero si organizar un poco la rutina diaria. Esto te ayudará a cumplir con los plazos en tus tareas y así poder tener tiempo libre de calidad, para descansar, hacer un hobbie o para realizar actividad física.  Además, organizarnos nos permite tener tiempo para comer más saludablemente porque podemos cocinar con calma y lo que realmente queremos comer.