Frutos secos, el acompañante perfecto para el día a día.

Es sabido que los frutos secos cumplen con un rol importante en nuestra alimentación diaria por su gran aporte a la salud ¿pero cuáles son estos beneficios y cómo podemos incluirlos en nuestra dieta?

Conversamos con la nutricionista María Belén Uturbey, fundadora de Nutribloom Chile, para saber cómo integrar los frutos secos en nuestro día a día de manera saludable.

“Lo primero que debemos tener en cuenta, es que los frutos secos son esenciales para tener una nutrición equilibrada, ya que las grasas saludables participan de varios procesos, como por ejemplo hormonales, cardiovasculares, digestivo, entre otros. Además, nos aportan energía en las labores diarias y el hecho de que sean un snack saludable ayuda a calmar la ansiedad, sin tener que recurrir a comer productos que sabemos que nutricionalmente no aportan y que solo nos satisfacen momentáneamente. Los frutos secos, en cambio efectivamente aportan nutrientes y vitaminas convirtiéndolos en parte fundamental de una dieta equilibrada.” Comenta la especialista.

Según la nutricionista, lo ideal a la hora de comprar frutos secos es fijarse que dentro de la descripción de los ingredientes del envase no incluya aceites ni aditivos. Las porción diaria adecuada es de 25g de almendras o 15g de maníes o 30g de nueces o 10g de pistachos.

Dentro de las propiedades más relevantes de los frutos secos podemos encontrar que son grandes fuentes de minerales, como magnesio, calcio, fósforo y hierro. Tienen propiedades antioxidantes, son altos en vitaminas (constituyen una de las fuentes vegetales más abundantes en vitamina E) y fibra.

Sin embargo, destaca Uturbey, para comer de forma saludable lo ideal es complementar los frutos secos con una dieta equilibrada que incluya de manera moderada  todos los ítems de la pirámide alimentaria. Evitando el consumo de alimentos altos en azúcares y sodio que dañan la salud, prefiriendo productos lo menos procesados posible.

¿Cómo incluir los frutos secos en nuestro día a día?

A demás de llevarlos con nosotros como snack ya que son fáciles de transportar y tienen buena conservación podemos incorporarlos en preparaciones, por ejemplo, en la comida Thai utilizan mucho el maní. También se pueden usar en postres y como topping en ensalada, mantequillas de frutos secos, como maní y almendras. Existen también leches de frutos como opción para los que sufren intolerancia a la lactosa o alergias alimentarias. Puedes incluirlos en tu desayuno, con frutas frescas o yogurt, para empezar el día con la energía al 100%

Ahora que ya conoces alguno de los beneficios que tiene el consumo de frutos secos, recuerda llevarlos a todos lados para tener cada día una vida más saludable.

Conoce nuestra variedad de productos en https://www.sembrasol.com/productos/